¿Qué haría si la satisfacción del cliente viene en picada?