Equity o deuda: qué conviene

Revista Apertura. Octubre de 2016.

¿Cuáles son las diferencias, en términos generales, entre una emisión de acciones (equity) y de Obligaciones Negociables (ON, deuda) en el régimen de oferta pública?
“Las acciones son títulos valores representativos del capital social de la empresa, que otorga a su propietario derechos económicos y políticos inherentes al estado de socio”, explica Cecilia Lanús Ocampo, directora del Área de Estudios de Derecho y Finanzas de la Universidad del CEMA.

Esta abogada y doctora en Finanzas aclara que eso estará supeditado al riesgo asumido al participar y, por lo tanto, sometido a las contingencias sociales, fundamentalmente en cuanto a la percepción del dividendo, ya que éstos se perciben toda vez que haya ganancias realizadas y líquidas. Los riesgos asumidos junto a los derechos económicos y políticos en la empresa configuran el llamado “status” de socio del accionista.

Lanús Ocampo amplía que las acciones pueden emitirse con distintas características. En el caso de acciones ordinarias: dividendo, inexistencia de cláusula de rescate, con amplio ejercicio de los derechos de voto, designación de directores, y con derecho de suscripción preferente en caso de emisión de nuevas acciones. E indica que la Ley General de Sociedades 19550 y modificatorias otorga al emisor la libertad de emitir acciones. “Es la sociedad quien puede saber a ciencia cierta qué fuente de financiamiento es más adecuada para su estructura óptima de capital y costo de capital en la obtención de financiamiento para sus proyectos de inversión”, razona.

Por el lado de la deuda, Lanús Ocampo señala que la Ley de Obligaciones Negociables 23.576 permite a las sociedades emitir ON. “Representan un préstamo a mediano o largo plazo contraído por la sociedad. El contrato presupone la obligación de pagar intereses regularmente y devolver el préstamo en la fecha convenida. La emisora paga a los obligacionistas, quienes son los acreedores -propietarios de los flujos de fondos prometidos por la emisora-, junto al interés estipulado y honra su deuda o cancela las obligaciones en la forma y plazo acordados”, se explaya esta experta en Derecho Empresario.

Lanús Ocampo menciona que el costo de ingreso a la oferta pública y las emisiones implican un régimen informativo constante, que desde ya implica costos de permanencia. Para esta especialista resta aún trabajar duro en el desafío que implica para las emisoras el costo al cual se hacen de capital, que dicho desde las finanzas es el promedio ponderado de todos los proveedores de capital. “Hasta tanto el proceso de reestablecer la confianza en el mercado de capitales y en el sistema financiero de Argentina sea gradual, se torna dificultoso la búsqueda de capital a un costo asequible para financiar proyectos de inversión vía equity o deuda”, concluye.