¿Será el 2017 el año de las energías renovables?

El Economista. 19 de enero de 2017.

El 2017 fue decretado por la Presidencia de la Nación como “Año de las Energías Renovables”, y esto se debe al cambio paradigmático que propone la Ley 27.191 para cubrir el 20% de la demanda energética de 2025 con fuentes de energía renovable.

En el 2016 se adjudicaron 2.300 MW de potencia mediante 2 licitaciones, que prevén inversiones cercanas a US$ 4.000 millones, lo que generará puestos de trabajo en todo el país durante más 20 años. El plan se sostendrá con licitaciones promocionadas por CAMMESA, públicas e internacionales de 1.000 MW al año aproximadamente.

En este escenario, CAMMESA firma un “PPA” (price purchase agreement) por 20 años, a aquellas empresas que presenten proyectos en condiciones de factibilidad mínimas –evaluadas por ingenieros de CAMMESA, la Subsecretaría de Energía y consultoras calificadas–-, además de probados antecedentes técnicos y financieros. El PPA es el precio de la energía generada, que en estas licitaciones ha rondado los US$ 65 por Mwh en eólica y solar.

Además, se posibilitará la autogeneración y se pretende que a fines del primer trimestre de 2017 se reglamente el contrato entre privados. Este escenario es de gran interés por el mercado, dado que hay empresas argentinas de alta demanda energética, y robustas “espaldas financieras”.

Argentina tiene una de los mejores recursos del mundo. La Patagonia posee factores de capacidad eólicos superiores al 50%, y el noroeste argentino presenta sitios de factor de aprovechamiento solar superiores al 35%. Estas condiciones son difíciles de encontrar en cualquier otra parte del globo. Además, las grandes extensiones de tierras facilitan los diseños de emplazamiento.

Hay infraestructura eléctrica y logística que requiere adecuaciones. La potencia adjudicada en RenovAR 1.0 y 1.5 prevé topes técnicos por nodo de interconexión y el Ministerio de Energía y Minería apunta a un plan expansivo de transporte y distribución eléctrica, en conformidad con los proyectos energéticos previstos (renovables y térmicos).

Los bancos internacionales e inversores están mirando atentos la evolución de los proyectos adjudicados. Durante enero y febrero se firmarán los contratos de la primera ronda de RenovAR y se redefinirán nuevos PPA para los proyectos adjudicados en 2009 en GENREN, una licitación que tuvo poco éxito debido a la dificultad en el estructuramiento financiero de los proyectos.

Argentina se encuentra mucho más sólida. Lecciones aprendidas del pasado, y de los países vecinos, nuevas empresas internacionales con experiencia en todo el mundo que han abierto sus oficinas en el país, equipos técnicos preparados para todas las fases de proyecto, la conversión del Ministerio de Energía y Minería, la creación de una subsecretaría específica de energía renovable, las garantías del Banco Mundial y la existencia de un Fondo de inversiones con Banco Nación y BICE parecen ser indicaciones de que esta vez todo irá bien.

Sabemos que debido a nuestra coyuntura política, las inversiones en Argentina han sido siempre una gran incógnita. Es por ello que desde UCEMA estamos preparando profesionales expertos en financiar proyectos de energía renovable, que puedan conocer en detalle la factibilidad técnica y minimizar todo tipo de riesgo asociado, y además comprender el armado de un modelo económico-financiero para incorporar todos beneficios existentes, y maximizar las ganancias del negocio. Por todas estas razones, lanzamos en marzo de 2017 la diplomatura en desarrollo y financiamiento de proyectos de energía renovable, con vistas a preparar graduados que den atendimiento a los requerimientos laborales en este escenario de oportunidades.