¿Gradualismo o ajuste? Llegó la hora de la acción

Infobae. 14 de marzo de 2018.

Para los liberales y ortodoxos, el Gobierno, con su estrategia gradualista, tiene tendencia al populismo. Para los progresistas, se trata de un ajustador serial.

Los primeros remarcan que la inflación ha cedido en medida casi imperceptible, que el déficit fiscal ha crecido y que el rojo en la cuenta corriente del Balance de Pagos aumenta en forma continua, con deuda en ascenso. Y, además, sostienen que ha aumentado el monto por planes sociales.

Los segundos alzan su voz frente al intento de corrección de precios  relativos, con el aumento de las tarifas al frente de la política económica. Y se difunde la idea de que el Gobierno no es sensible a los problemas de las clases más humildes.

Difícil camino, el que debe recorrer el Gobierno. En el espectro social, pareciera que no son muchos los que están satisfechos con su postura, que transita entre lo posible, en términos políticos y sociales, y lo deseable para lograr un salto económico en el mediano plazo.