El sistema impositivo desalienta la inversión

La Nación. 5 de junio de 2016.

¿Qué es más importante, el margen de ganancias sobre ventas o la rentabilidad sobre el capital invertido?
El foco en las empresas muchas veces está puesto solamente en el cuidado de los márgenes de ganancias (calculados sobre ventas), y no sobre capital invertido. Muchas empresas no saben qué monto de capital tienen invertido en sus negocios, lo que hace imposible medir la rentabilidad, ya que el denominador es desconocido. En consecuencia, el foco de negocios está puesto en el margen de ganancias y se deja de lado la variable de escala o rotación del capital. Esto desincentiva la inversión, la escala y la eficiencia, ya que la rentabilidad es una combinación de margen sobre ventas y rotación del capital.

¿Cómo afectan los impuestos la ecuación de rentabilidad?
El caso de los impuestos es una de las variables más distorsivas de negocios desde el punto de vista económico. De hecho la presión impositiva es récord y más aún sobre quienes pagan, ya que deben compensar a los que evaden. La acumulación de impuestos nacionales y provinciales torna poco atractivo hacer negocios en Argentina, por lo cual a veces tener operaciones informales es la única manera de subsistencia. Sin embargo el problema no se detiene en lo económico, ya que los sistemas de percepción, recepción y pagos a cuentas, más la existencia de créditos fiscales pendiente de devolución, absorben capital de la empresa por el cual la misma no recibe ningún tipo de contraprestación, con el agravante que se encuentra afectado por la pérdida de poder adquisitivo. Los créditos fiscales equivalen a prestarle dinero al gobierno a tasa cero. Por otro lado, las grandes empresas, que actúan como agentes de retención, percepción y pagos a cuenta, no reciben ningún tipo de incentivo por parte del Estado por tal responsabilidad y carga administrativa, siendo que les es trasladada una función de recaudación que no es el eje de sus negocios y les absorbe recursos.

¿Son suficientes las recientes medidas de aliento a las Pymes?
Estas medidas no alcanzan al impuesto a los Ingresos Brutos. Sacarle a una empresa entre dos y cuatro puntos directamente sobre sus ventas es una barbaridad, más aún cuando el impuesto es distorsivo (es un impuesto en cascada) y cuando el mismo debería haber sido eliminado, ya que el origen del IVA en 1973 surge para reemplazar el viejo impuesto a las ventas o su equivalente actual de ingresos brutos. Son dos impuestos que se calculan sobre la misma base imponible, donde inclusive Ingresos Brutos ha sido nacionalizado ya que a partir de 2012 está alcanzado por la Ley Penal Tributaria, con estados provinciales que se abusan en el sistema de retención en la fuente.