“La estructura de impuestos no da para un solo peso más”

Artículo basado en la entrevista de Pablo Wende al Dr. Carlos Rodríguez, Rector de UCEMA, en el programa radial Pablo y a la bolsa de FM Milenium .

Pregunta: ¿Qué piensa sobre la inflación de los primeros meses del año?

Carlos Rodríguez: La inflación de febrero del Congreso (4.8%) me pareció un poco alta. Nuestra Canasta del Profesional Ejecutivo nos dio 4% y la anual 30.1%. El número del Congreso es demasiado, no conozco a nadie que le haya dado tan alto. El índice del Congreso me parece que estaba muy bien cuando no había libertad para que los consultores publiquen su estimación de inflación, entonces buscaban un anonimato y libertad que el Congreso le pudo dar. Pero ahora ya hay libertad de publicarla, entonces no hay ningún motivo para que un consultor, que vive de eso al publicarlo y construirlo con su nombre, se politice con un índice del Congreso. No es trabajo del Congreso medir o difundir estadísticas, salvo en circunstancias excepcionales.

P: Me da la impresión que el metamensaje que envía el Gobierno actual es que la inflación puede llegar a subir porque se están ordenando las cosas, que una vez que surja el ordenamiento la inflación comenzará a bajar y llegarán las inversiones ¿Se trata de estar peor para estar mejor?

CR: Yo como profesional no escucho los mensajes sino que miro directamente las acciones. Y todavía no las veo, espero que lleguen. Por ahora lo único que vi de forma clara es la unificación cambiaria, la liberación de tarifas y el trabajo muy bueno que se está haciendo con los holdouts. Pero estas medidas poco tienen que ver con la inflación. La liberación de tarifas, a la larga, va a ayudar con la inflación, porque se financiaban con déficit y éste con emisión monetaria. Si subo las tarifas donde corresponde, bajo el déficit y, en consecuencia, la emisión monetaria. En el mediano plazo la inflación debería bajar en razón de la suba de tarifas; es raro pero así es la economía.

P ¿El Gobierno no debería contarnos un poco cuál es el rumbo de todo esto, para terminar con las expectativas inflacionarias?

CR: Yo no sé si tienen bien claro el rumbo, ni si tienen el poder político necesario para implementar cambios de importancia. No hay manera de parar la inflación sin ajuste fiscal, no hay manera en un país como la Argentina. O bajan los gastos del Estado o suben los impuestos, y yo creo que subir los impuestos hoy día no corre más. Es bajar gastos entonces, pero eso no está anunciado, o porque no quieren o, más probablemente, porque no hay apoyo político.

P: Tal vez, por no tener el apoyo político, tengan que hacerlo de manera disimulada.

CR: Entonces hay que esperar y mirar lo que hacen y no lo que dicen. Ante la falta continuada de apoyo político para adoptar las medidas necesarias podemos tener una enorme crisis, que lleva al mismo resultado: el ajuste. No hay todavía una situación de gran crisis en el sentido literal del 89 o 2001. Sí la hay en las instituciones pero no podemos hablar de una hiperinflación o desempleo masivo. Hay que recordar que la población todavía le está dando como un 40% de aprobación a Cristina Kirchner, los kichneristas existen y a Macri lo llevó al poder una coalición. Macri con su propio partido tiene el mismo apoyo que tenía Néstor Kirchner cuando asumió en 2003, veinte y algo. Es difícil gobernar con una coalición para hacer ajustes estructurales de verdad, porque cada uno quiere llevar agua para su lado. Creo que Macri está inicialmente en una estrategia de construcción de poder político propio, y lo está haciendo bien. La apertura al mundo ha sido un gran cambio hacia adelante, como lo demuestran las recientes visitas de los presidentes de Francia y de Estados Unidos.

P: Ahora, ese ajuste que usted dice, ¿de qué magnitud tendría que ser? Porque dicen que el déficit es de 7 puntos del PBI.

CR: Yo no soy fiscalista ni consultor, he visto números que van del 5 al 7, dependiendo si es déficit primario o financiero. Es una grosería. Pero el tema son los impuestos uno arriba del otro. Supongamos que me cierra el déficit, ¿pero a qué nivel de gasto y de impuesto me está cerrando? Porque si es con impuestos que suman 70%, si soy un empresario honesto que trabajo, me están sacando el 70% de lo que produzco, eso no es manera de cerrarlo.

P: Uno entiende que en la Argentina no hay más espacio para aumentar la presión tributaria

CR: Es que tiene que haber espacio para bajarla. Si tenemos la mitad de la población viviendo del Estado, ahí es donde está el problema, hay una enorme resistencia para bajar la presión tributaria. Cada vez es menor la fracción de los que trabajan en relación de los que viven de los que trabajan. Entonces hay una tendencia permanente al populismo y al déficit. No hay manera de cerrar no pagando tampoco, porque simplemente lo que se hace es acumular deuda flotante que después se tiene que asumir con intereses adicionales.

Estamos en un serio problema. Creo que hay falta de voluntad política pero no por parte de Macri, o del Ministro de Hacienda, sino de la coalición política entera que lo llevó al Gobierno y, por supuesto, de la oposición. Ninguno quiere proponer un ajuste verdadero que duela, pero que sirva. Lamentablemente lo van a tener que hacer. Yo no soy experto en gasto público, pero tenemos la recaudación impositiva más grande de la historia. Entonces en algo se está gastando y no crea que sea en escuelas u hospitales, ni en seguridad o infraestructura.
Están todos orgullosos porque dieron millones de jubilaciones, pero se la dieron a personas que nunca habían pagado. Les sacan la plata a los que trabajan para dársela a los que no, eso es parte de la viveza criolla.

Estamos llegando al límite porque la estructura de impuestos no da para un solo peso más y el nivel de gasto no es financiable. Entonces la tentación ahora es expropiar a los que todavía tienen algo (y no lo veo a Macri haciendo eso), o seguir con el programa de asistencialismo pero dando cada vez menos. Y eso tampoco es solución, porque nadie quiere tener millones cobrando monedas sin trabajar. Esto llevaría a tener un porcentaje mayor de la población cada vez más descontenta. Lo correcto sería decir: “mire señor, usted no tiene derecho a estar descontento, porque estaba recibiendo algo por lo que nunca pagó”. Además para cerrar el gasto también está la tentación de bajar el sueldo a los empleados públicos, pero no está bien, hay que cerrar dependencias públicas y tener empleados públicos bien pagos. No tiene sentido tener un policía cobrando monedas para que después salga a coimear o tenga dos trabajos.

Hay que dar incentivos para que todos trabajen. Eso requiere sacar los impuestos al empleo, reducir el poder monopólico de los sindicatos, acabar con la industria del juicio, incentivar a las empresas a que los empleen dando seguridad jurídica. Y, entonces, terminar con el asistencialismo. Tal escenario demanda voluntad política y apoyo de la oposición. Sin ese apoyo, difícilmente haya cambio.

El escrito incluye aportes del Dr. Rodríguez que no modifican el espíritu del reportaje, pero profundizan en ciertas áreas.