El referéndum en Cataluña no cumple con ninguno de los requisitos constitucionales