En los últimos tres años, hay 40.000 PyMES menos registradas en AFIP

Por Federico Vacalebre

A24 3 de diciembre de 2021

El economista Federico Vacalebre se mostró muy preocupado por la situación económica del país. Aseguró que es necesario "llegar a un acuerdo urgente con el FMI". Y aconsejó a los empresarios PyMES tener "precaución y paciencia".

En una entrevista exclusiva con PyMES de A24.com el economista y profesor de la Universidad del CEMA, Federico Vacalebre, analizó la situación económica post electoral, su impacto en las empresas PyMES y las perspectivas 2022.

"Creo que es fundamental y urgente llegar a un acuerdo con el Fondo. No hay margen para sostener el tipo de cambio con reservas de libre disponibilidad por lo que acelerar las negociaciones es crucial", afirmó el economista.

Y agregó: "en efecto, las últimas medidas denotan el grado de fragilidad en el que estamos. Además hay que recordar que pasado diciembre la demanda de pesos cae y toma fuerza la dolarización de ahorros. Por lo que de no existir un avance, el riesgo devaluatorio será mayor y la presión también".

También advirtió que "tarde o temprano deberá llegar un ordenamiento integral del Estado en sus tres niveles, en pos de una reducción del déficit fiscal y para no caer de modo sistemático en nuevas crisis. De hecho, el aumento de la emisión en el segundo semestre no responde a un estímulo fiscal típico de los años electorales sino que se explica por el incremento en partidas del gasto público que ya tenían una aceleración fuerte en el arranque del año como los subsidios económicos, producto del congelamiento tarifario y los precios de la energía".

Al preguntarle por los dos primeros años de la gestión de Alberto Fernández en términos económicos, Federico aseguró que "la pandemia potenció los desequilibrios macroeconómicos y monetarios que ya teníamos".

"Si bien el mundo tenía el problema del virus, no es el problema en sí sino como se lo abordó. Por lo que responsabilizar a la pandemia del 100% de la actual situación me parece un diagnóstico sesgado", explicó.

Y alentó a la dirigencia política a crea una reforma impositiva.

"Lo más preocupante es el desarme del desdoblamiento cambiario y el esquema monetario actual que dificulta las negociaciones con el Fondo. Insisto que tanto el acuerdo con el Fondo como un ordenamiento de las cuentas nacionales es lo más urgente. Hoy necesitamos no solo de un buen clima de negocios y mano de obra calificada, sino también de una reforma impositiva que considere de mínima un plan de simplificación".

A partir de ahí se podrá hacer que "las estructuras empresariales menores se integren a los procesos comerciales de las empresas más grandes. En sí, es trascendental tener fuertes instituciones laborales, tributarias y de seguridad social. Y particularmente para pequeños emprendimientos, dada la estructura empresarial argentina".

Ahora bien, a partir de este análisis macro económico, y con el objetivo de bajarlo a la micro economía, la incógnita primordial para el sector es cómo afecta todo este escenario a las empresas PyMES. Sin dudarlo, Federico alertó que "el estado de las Pymes es muy delicado".

Y argumentó "llegamos al 2021 y la cantidad de empresas que están registradas en AFIP como empleadores (sector privado) sigue en caída. En el primer semestre del 2021, cayeron más de 20.000. Y en los últimos 3 años, más de 40.000".

Por su parte, explicó rápidamente que "la legislación laboral atenta contra las Pymes. Y la coyuntura castiga a los empresarios PyMES en términos de actividad comercial e incertidumbre general. La generación de empleos de calidad es todo un desafío. No solo debemos hablar de un ordenamiento del Estado sino que también de una modernización de las instituciones laborales y un ordenamiento tributario. Esos tres puntos son claves para que el sector PyME tenga cierta capacidad planificación".

Respecto a las expectativas de cara al 2022, no se mostró demasiado optimista: "creo que cabe preguntarse si el ajuste lo va a hacer el Fondo o simplemente la realidad".

"Se vislumbra un 2022 con escasez de dólares en plaza. El déficit energético y el incremento del turismo ante el relajamiento de las medidas y la vuelta a la normalidad serán los déficits que van a sostener la falta de dólares. Recordemos que las tarifas ya llevan 2 años de congelamiento y el 2021 tuvo un ajuste muy por debajo de la inflación. Esto está impactando tanto en las cuentas fiscales como en el balance energético externo", explicó el economista.

Y adelantó que "seguramente el 2022 vendrá, además, sin precios internacionales tan convenientes como los que tuvimos en 2020 y 2021.

Por último, al preguntarle qué le sugiere hacer a un empresario PyME, Federico respondió: "Contemplando lo cambiario y la coyuntura general, precaución y paciencia".

Además, aconsejó "conservar cualquier posición en moneda dura que puedan llegar a tener, en caso de tenerla. Pensando en los recursos humanos, esperar un eventual acuerdo con el FMI para ver si los condicionamientos vienen por el lado de una reforma laboral y/o impositiva que genere incentivos. Y por el lado empresarial netamente, evaluar algún tipo de reconversión ya que los hábitos de consumo y compra son otros y algunos llegaron para quedarse".

Persona
Federico Vacalebre