China en el Año del Buey: coincidencias astrológicas y geopolíticas

Mariano Turzi

Por Mariano Turzi

Clarín 16 de Febrero de 2021

Según el mito, el Emperador de Jade organizó una carrera para un grupo de animales en su cumpleaños y sus resultados determinaron el orden del zodíaco chino. La rata fue el primero por montar en el lomo del buey y haber saltado a la línea de meta a último momento. 2021 es el año del buey en China. Tradicionalmente, es un símbolo de paciencia, confiabilidad y persistencia.

La coincidencia astrológica parece sumarse a la necesidad geopolítica y la realidad socioeconómica.

En marzo, tendrá lugar el Congreso Nacional del Pueblo y el 14º Plan Quinquenal de China (2021-2025). El Plan Quinquenal adoptará un “modelo de desarrollo de doble circulación” que dará prioridad a la “circulación nacional” sobre la “circulación internacional”. La estrategia de desarrollo de China será más orientada hacia el interior y hacia una mayor autosuficiencia en sectores estratégicos.

Ello requerirá reformas estructurales e inversiones internas dirigidas a liberar el poder adquisitivo de los consumidores en los sectores populares chinos.

El objetivo de China es volverse más independiente económicamente y modernizar la industria. Se priorizará la innovación autóctona para lograr los avances tecnológicos necesarios. Las estrategias de desarrollo industrial, -en especial en campos disputados como el tecnológico o el ambiental- marcarán el rumbo de la matriz energética global y posiblemente sentarán las bases para el resultado de la disputa geopolítica con Washington.

Para julio, el Partido Comunista de China celebrará su centenario en un momento en que la articulación de gobernanza entre Estado y sociedad está cuestionada en todo el mundo. Además, el modelo de producción y acumulación ha entrado en una fase que está redefiniendo los límites entre Estado y mercado.

El Partido ha colocado “control” y el “desempeño” al frente y en el centro de la discusión sobre economía y seguridad. Beijing tiene previsto un significativo aumento del presupuesto en “seguridad nacional” y mayor inversión en sistemas de vigilancia digital. En el período previo al centenario del PCCh, Xi está necesitado de garantizar la estabilidad en el país en medio de la transformación de la matriz económica y social que pretende llevar a cabo.

A nivel internacional, en la próxima cumbre de APEC se observará hasta qué punto tensiones regionales como las que actualmente atraviesa con Australia continuarán aumentando. La administración estadounidense del presidente Biden mantiene a China como competidor estratégico. Sus políticas pueden cambiar en forma y estilo más que en fondo y sustancia.

En marzo tendrá lugar la revisión de la Unión Europea de su Perspectiva Estratégica sobre las relaciones UE-China. El país experimentó , en 2020, los costos de la diplomacia “de lobos guerreros” que alentaba al cuerpo diplomático chino a defender de manera más agresiva la imagen e intereses chinos en el exterior.

En 2021, el canciller Wang Yi declaró que “la diplomacia de China ha adquirido una característica, un estilo y una visión distintivos chinos”. El sacudido mundo post-pandemia parece prepararse para ser reconfigurado bajo una firme pisada global del buey de Beijing .

Mariano Turzi es profesor de Relaciones Internacionales (UCEMA-Universidad Austral). Autor de «Cómo los superhéroes explican el mundo: cine, comics y política internacional» (Capital Intelectual. 2021).

Persona
Mariano Turzi

Proximos Seminarios

Publicaciones

Programas relacionados