Stablecoins: una nueva forma de proteger los ahorros y hacer negocios

Scaliter / UCEMA

Por Ariel Scaliter

El Economista. 10 de Septiembre 2019

Para los argentinos, que la moneda nacional fluctúe no parece ser extraño, para los inversores en criptomonedas que el valor del Bitcoin gane o pierda 20% en una semana tampoco.

Pero para casi todas las operaciones comerciales, y para mantener o resguardar el valor de los activos, la mayoría de los ahorristas del planeta quieren tener su capital en alguna moneda estable como el dólar. En Argentina, en particular, es importante analizar estos instrumentos que pueden preservar el valor de los ahorros de la inflación y devaluaciones, sin estar sujetos a la incertidumbre del valor del Bitcoin.

En el mundo de las criptomonedas se trabaja en la búsqueda de algunos instrumentos que permitan conseguir esa estabilidad. Las criptomonedas que se diseñan con ese fin son llamadas Stablecoins. Estos son aquellos activos digitales creados en blockchain cuyo valor está ligado a una variable estable, como puede ser el dólar, el euro o el oro. Algunos llaman a los Stablecoins más populares como “dólar digital”: tal es el caso de Theter (USDT), TrueUSD (TUSD) o Maker (DAI).

Para que una criptomoneda sea considerada Stablecoin debe estar soportada necesariamente por un colateral, es decir, si decimos que un Stablecoin vale US$ 1, entonces por cada Stablecoin circulando debería existir US$ 1 guardado en algún lugar que lo respalde o algún activo que lo garantice.

En el caso de los Stablecoins como USDT o TUSD (inclusive la moneda Libra de Facebook funcionaria como un pseudostablecoin), existe una organización que emite la criptomoneda y deposita en cuentas de bancos de distintos países los dólares o activos reales que respaldan.

Si bien este tipo de Stablecoins tiene todas las bondades de ser una moneda digital, el problema es que una vez que la criptomoneda depende de actores fuera del blockchain, como ser los bancos, se pierde el principal atractivo de trabajar con criptoactivos. Además, se suma el riesgo de estar sujetos a legislaciones y gobiernos en multijurisdicciones que pueden actuar directamente sobre las cuentas de los bancos en los que está depositado el colateral. Por otro lado, se corre el riesgo de que las empresas que emitan los Stablecoins, no cumplan con colocar el colateral 1 a 1.

En el caso de los Stablecoins como DAI, existe una organización que emite la criptomoneda, pero el colateral se realiza en otros activos digitales (puede ser una o múltiples criptomonedas), es como una garantía que se deja con un margen de movimiento. Por ejemplo, el colateral representa el 150% del Stablecoin, que se devuelve una vez que la moneda vuelve al sistema. Es imposible emitir sin el colateral correspondiente en este tipo de sistemas.

Este tipo de moneda tiene la ventaja de que la totalidad de las transacciones, e incluso la garantía del colateral, se encuentran en Blockchain. Las ejecuciones de todas las funciones se hacen por medio de contratos inteligentes (el Stablecoin es un contrato inteligente) y es totalmente transparente ya que, al igual que cualquier otro criptoactivo, se encuentra 100% disponible en blockchain. Por otro lado, no está sujeto a ningún gobierno, ni cuenta de banco centralizado. La desventaja, es que el colateral saca liquidez ya que la relación es mayor a uno. En ambos casos, es importante saber que existe un costo relacionado con un fee de compra y venta, el cual dependerá de la cantidad y tipo de criptomoneda, del exchanger donde sea transaccionada y con la moneda o colateral que se garantice.

La parte más interesante del desarrollo de los Stablecoins son las nuevas oportunidades y modelos de negocios que se abren para el mundo del dinero digital. Este tipo de instrumentos para crecer el mercado y los usos de la tecnología de blockchain y las criptomonedas de forma inimaginable.

Prestamos, garantías, contratos a futuro, Stablecoins ligados a valores de commodities y, por sobre todo, una nueva era de dinero digital sobre blockchain, 100% transparente, descentralizado, estable y no sujeto a las decisiones de los gobiernos pasados, presentes y futuros. Para los habitantes de las pampas, una nueva forma de proteger los ahorros y hacer negocios.

Las opiniones expresadas son personales y no necesariamente representan la opinión de la UCEMA.

Persona
Ariel Scaliter

Proximos Seminarios

Publicaciones

Programas relacionados