Gustavo Marangoni: “El peronismo más que un partido es una cultura de poder”

Presentado el 26 de mayo en UCEMA Talks
Imagen

En la segunda edición de UCEMA Talks, ciclo organizado por UCEMA, con apoyo del Alumni Club de Chicago Argentina y el Alumni UCEMA, y coordinado por Exequiel Torres, dialogamos con el prestigioso politólogo Gustavo Marangoni, acerca de los efectos del Coronavirus en nuestra estructura de poder. 

Existe una “ley de hierro” que postula que el peronismo va acompañado de una suerte que todo lo puede, a pesar de lo que sea. Marangoni opinó al respecto, aclarando que esa idea se debe al peronismo de postguerra que contó con muchas reservas en el Banco Central y demanda externa, o el rebote de commodities en 2003. Lo cierto es que el contexto actual no podría ser peor. Bajo esta línea, Marangoni afirmó que “El peronismo, más que partido, es cultura de poder”. Según él, el peronismo es el corazón de una de las culturas de poder en Argentina. En este momento que se requiere de mayor presencia estatal, está cómodo. “La ley de hierro hoy no es garante de nada, estamos en una crisis de proporciones épicas que se suma a la anterior y confirma la idea de que el peronismo llega con vocación de poder pero no con un plan. Se trata de reaccionar, correr, buscar, decidir, pero aún sin plantear un programa. En general, en Argentina después del 83’ los planes tardan en aparecer, pasó con Alfonsín, Menem, incluso a Macri. Pienso que la crisis va a acelerar la definición de un plan por parte del gobierno. No va a ser al estilo de Plan Quinquenal, se van a definir orientaciones para encarar esta etapa y la que viene, que es de reconstrucción”.

Marangoni continuó dando su perspectiva de los próximos meses. Recalcando que todo es volátil, espera una caída de 7 u 8 puntos del PBI, y un 50% de inflación anual, pero muy dependiente de las negociaciones de deuda, y más aún del problema de emisión. “Algunos sacan conclusiones incorrectas de la inflación de abril, diciendo que era prueba de que la emisión no genera inflación. No tienen en cuenta que el 80% de la economía estaba congelada, veremos que pasa cuando se reactive. El Banco Central y otras áreas del gobierno van a tener que ver qué hacer con tantos pesos.” Luego comentó que se espera volver a los niveles de febrero de este año recién a fines de 2021, omitiendo la posibilidad de un default. 

Continuando con la charla, respondío a la pregunta sobre la situación de la grieta. “Si tuviese que poner un título, diría en el corto y mediano plazo hay Argentina con más brecha, más grieta y más plana. Con brecha me refiero a lo cambiario. La grieta va a seguir, no hay que confundir cooperación de los que gobiernan con unión.” Para Marangoni, la cooperación está bien, están obligados por las circunstancias, pero el hecho de que Axel Kicillof aparezca al lado del presidente en las conferencias no es una cuestión espontánea, se trata de cálculo. Remarca la presencia de la política, y la existencia de antagonismos. “Hace 15 años hubo socios políticos que se eligieron como antagonistas. Kirchner quería a Macri en la vereda de enfrente, Cristina lo eligió como adversario y Macri hizo lo propio porque ella era el arquetipo de lo que buscaba enfrentar, no solo por cuestiones personales sino por la cultura que cada uno representa”.

Siguiendo con el tema, Marangoni señaló el hecho de que en Occidente los centros se debilitaron hace años. Todo se está volviendo binario, tomando ejemplos como Brasil, Uruguay, Chile históricamente. “Cada jugador tiene el propósito de que no haya un tercero”. 

Es por esto que no considera posible una disolución de la grieta en el mediano plazo, siendo en nuestro caso un choque de culturas “solidaridad vs meritocracia”.

Más adelante, respondió acerca de la actitud de Alberto Fernández en el poder. “Si AF quisiera armar una especie de Albertismo, algunos peronistas ya hubiesen creado la unidad básica Alberto Conducción pero eso no está”. Afirma que Alberto es el líder de la gestión, pero Cristina es líder de la política. Para conseguir un culto alrededor suyo necesita de una propuesta superior al Kirchnerismo, pero no cree que eso pase de momento porque lo ve cómodo en su rol. “El Kirchnerismo, después del peronismo de Perón, es el tiempo más largo en la historia del justicialismo. Tiene ya 17 años de vigencia y logró lo que ningún otro: Durar, inclusive sin poder nacional, y fijarse en un marco conceptual (de centro izquierda)”. Marangoni plantea la paradoja de que hoy tenemos dos coaliciones, escenario en teoría deseable, pero con este esquema el país decayó y sigue en decadencia. “Ordenar las coaliciones no es garantía de que la argentina encuentre el camino al crecimiento”  

Respecto al avance del Estado en las libertades, expresó “yo creo que la sociedad está muy vacunada de tentaciones autoritarias, reacciona rápido” y toma como ejemplos protestas hechas en este tiempo a pesar del miedo. Aún así, es claro que la acción estatal está más difundida. “¿Hasta donde esa marea llega y cuando se va a retirar? Es una discusión que hay que empezar a plantear”. Remarca que el IFE es una herramienta de emergencia que algunos dicen que debería quedarse, pero el Estado no puede continuar sosteniéndolo en este contexto de precariedad. Además, hay varios factores de estrés en la sociedad, entre reducciones de salarios, despidos y quiebras, que serán muy difíciles de afrontar. “Aún “resolviendo” el tema de la deuda, no vas a acceder al mercado de capitales y no resolvés la carencia de dólares del Banco Central”.

El público presente coincidió en una inquietud, y es que al principio parecía exagerada la afirmación de que se planeaba un avance sobre las empresas por parte del sector K, pero varios se empezaron a alertar con dichos y propuestas escuchados estos días. Marangoni respondió que duda que vayamos camino a Venezuela porque la riqueza sigue siendo generada por el sector privado. También advierte que la actual vicepresidente conoce los límites. “Para mantenerte en el poder en Argentina necesitas una franja de votos que no acompaña esas cosas. Si te pasas de rosca con la densidad ideológica, se van. Hay cosas que se proponen para escandalizar, y otras se intentan en serio”.

Para finalizar, Marangoni expresó cuál cree que es la gran deuda que la política tiene con la Argentina: “El crecimiento económico con bases sustentables, sin dudas. Es la gran asignatura pendiente de los 40 años de democracia”. Señala que no puede haber esquema de redistribución sin crecimiento, ni previsibilidad. También opina que el gobierno debería enfocarse en potenciar las 30 o 40 cadenas de valor que tiene la Argentina, y que debemos sacarnos la idea de que lograr productos manufacturados es sinónimo de éxito, siendo que por ejemplo Tierra del Fuego tiene más potencial para turismo que “hacer splits y teléfonos de baja calidad”. 

Gustavo Marangoni es analista y consultor. Politólogo, ex Presidente del Banco Provincia y Director de M&R Asociados.

Expositor

Gustavo Marangoni

Gustavo Marangoni

Politólogo, ex Presidente del Banco Provincia y Director de M&R Asociados.

Destacados

CONTACTOS ÚTILES

Admisiones e ingresantes a las carreras de grado:

grado@ucema.edu.ar

Celular...

En esta nueva edición de la Cátedra Naumann, que llevan adelante la Fundación Naumann Argentina y la Universidad del CEMA, el invitado será Alonso Domínguez, profesor de la...

En la segunda edición de este ciclo Dorfman Furman compartirá su experiencia en el desarrollo de programas virtuales, en un mundo donde la educación online se impuso como...

Desde que comenzaron las movilizaciones en Estados Unidos como reacción a la muerte de George Floyd, la conflictividad aumentó dramáticamente. Las raíces del conflicto deben...

En el Ciclo La Respuesta del Mundo al Covid, UCEMA convoca a los embajadores de las principales potencias a compartir su experiencia en el combate al covid19, desde el punto de...

Anfitrión Antonio Marín, vicerrector UCEMA

¿Cómo volver a la normalidad, o la nueva normalidad? El embajador de Eslovenia en la Argentina compartirá la...

Un avión se estrella a 4.000 m. de altura en la Cordilera de los Andes. La única protección es el fuselaje destruído, el único alimento, un poco de...