POSTALES MACRO

Gasto Público Consolidado

Una serie estadística publicada por el Ministerio de Hacienda recientemente nos da una visión panorámica y reveladora  de la evolución del gasto público argentino entre 1980 y 2016. El gráfico que sigue muestra la trayectoria del gasto consolidado, el pago de intereses de la deuda pública y el gasto primario (gasto antes del pago de intereses) de la Nación, las Provincias, los Municipios y la Seguridad Social.

Postal Marco | Gasto Público Consolidado

A grandes rasgos, el gráfico nos enseña dos cosas:

  1. Entre 1980 y 2005, el gasto primario promedió 27% del PBI. Desde entonces, el gasto primario aumentó más rápidamente  que el PBI en todos los años excepto 2010, hasta alcanzar 44% del PBI en 2015. O sea que el gasto primario consolidado saltó 17 puntos porcentuales en una década. En otras palabras, la participación del gasto primario en el PBI se hizo 64% más grande. La dificultad de cubrir semejante nivel de gasto por medio de la recaudación tributaria convencional explica los problemas de inflación, deuda, riesgo país, estancamiento y pobreza que experimenta Argentina. Esta es la traba económica que heredó el gobierno de Macri y que no pudo, no quiso o no supo revertir.
     
  2. Cuando la cuenta de intereses de la deuda pública trepa a 5% del PBI, hay un evento de default. Note los picos de 1982 y 2001, y la suba rápida de 2016 que terminó en el rescate del FMI de 2018. Observe esta regla: no compre bonos argentinos cuando la cuenta de intereses supere 3%. Por las dudas.

    Resta decir que el gasto aumentó en todos los sectores. Se destacan los aumentos de los gastos previsional, en educación y en subsidios a gas, electricidad y transporte, con casi 5, 3 y 2 puntos porcentuales, en cada caso.