Términos y condiciones

La ASOCIACIÓN CIVIL UNIVERSIDAD DEL CEMA es la Responsable del tratamiento de los datos personales del Interesado y le informa que estos datos serán tratados de conformidad con lo dispuesto en las normativas vigentes en protección de datos personales (Ley de Protección de Datos Personales Nro. 25.326 y disposiciones del Cód. Civil y Comercial de la Nación), por lo que se le facilita la siguiente información del tratamiento:

Fin del tratamiento: grabación de imágenes y vídeos de las actividades llevadas a cabo por el Responsable del tratamiento para dar publicidad de las mismas en los medios de comunicación. En ningún caso se publicará el nombre del Interesado.

Legitimación: El tratamiento de datos personales, incluidas las imágenes, está basado en el consentimiento que debe prestar mediante la firma del presente documento. En todo momento podrá retirar su consentimiento.

Criterios de conservación de los datos: se conservarán mientras exista un interés mutuo para mantener el fin del tratamiento y cuando ya no sea necesario para tal fin, se suprimirán con medidas de seguridad adecuadas para garantizar la seudonimización de los datos o la destrucción total de los mismos.

Derechos que asisten al Interesado:

  • Derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento.
  • Derecho de acceso, rectificación, actualización y supresión de sus datos y a la limitación u oposición a su tratamiento.
  • Derecho a presentar un reclamo ante la Autoridad de control si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente.

 
Responsable del tratamiento: ASOCIACIÓN CIVIL UNIVERSIDAD DEL CEMA.

Datos de contacto para ejercer sus derechos: ASOCIACIÓN CIVIL UNIVERSIDAD DEL CEMA (UCEMA), Av. Córdoba 374, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina, (54-11) 6314-3000

Para realizar el tratamiento de datos descripto, el Responsable del tratamiento necesita su consentimiento explícito o el de su representante legal.

 

Inscripción a los webinarios
| Escuela de Negocios

Cuarto ciclo

Inflación en la Canasta del Profesional Ejecutivo en abril de 2020

Inflación de la Canasta del Profesional Ejecutivo | CEA UCEMA

La inflación en la Canasta del Profesional Ejecutivo (CPE) fue de 2,4% en abril de 2020 y registró una suba interanual de 45,4%. En el primer cuatrimestre del año acumula un alza de 10,2% (33,8% anual). 

El costo de la CPE en dólares  registró una baja de 13,2% contra marzo y se ubicó US$2.689, perforando los US$3.000 libres por primera vez desde que la canasta se comenzó a medir. Con relación a marzo de 2019, la CPE en dólares cayó 38,4%. En 2019, el costo en dólares de la CPE fue, en promedio, de US$4.025, mientras que en 2018, 2017, 2016 y 2015 el promedio fue US$5.050, US$6.181, US$5.500 y US$4.605 respectivamente.

DESCARGAR INFORME

Centro de Economía Aplicada | CEA

Imagen

Llamado a alumnos y ex alumnos para renovación del equipo SMEF

Lo invitamos a participar, en caso sea de su interés, en el proceso de selección con motivo de la renovación parcial del equipo de analistas del Student Managed Endowment Fund (SMEF). En esta oportunidad, estamos interesados en perfiles de analistas senior en renta variable y renta fija (dos años de experiencia en el mercado de capitales) y, también en perfiles de analistas junior (experiencia previa no es un requisito). El equipo se reúne en forma virtual de dos a cuatro veces por mes. Será responsabilidad de cada analista trabajar en conjunto con su par junior/senior para elaborar informes y propuestas de inversión. Como novedad, desde este año, cualquier alumno participante en esta experiencia podrá optar por completar, al finalizar su gestión, un trabajo escrito que reúna las características de Tesina Final de la Maestría en Finanzas. En caso Ud. desee participar de la experiencia lo invitamos a responder a maf@ucema.edu.ar  hasta el miércoles 27 de mayo a las 12h.

Fecha  FECHA LÍMITE: 27/May, 12h.

Fecha  POSTULACIÓN

 

SMEF | MFin-UCEMA

Imagen

Minuta 19/May | Student Managed Endowment Fund (SMEF)

Es este espacio se puede acceder a los últimos informes elaborados por el equipo del SMEF del Departamento de Finanzas de la UCEMA.

Ultimos informes

Sobre el SMEF

En el marco de las actividades de capacitación y como parte de la formación profesional y práctica de los alumnos que cursan la Maestría en Finanzas de la Universidad del CEMA, y por la confianza que posee la institución en la capacitación ofrecida a sus alumnos, es que la UCEMA ha lanzado el primer Student Managed Endowment Fund (SMEF) de la Argentina, donde un Comité de Inversiones a cargo de alumnos seleccionados de la maestría manejan una cartera real de inversiones del mercado local de capitales. * (ver disclaimer)

El Equipo de Inversiones está integrado por cinco (5) alumnos y graduados de la Maestría seleccionados, con una duración de seis (6) meses en sus funciones.

Equipo de Inversores

Juan Serur, graduado. Senior - Investment Officer

María de los Milagros Polola, graduada. Senior - Renta Fija

Franco Fechino Marti, alumno de segundo año. Junior - Renta Fija

Julieta Domínguez, graduada. Senior - Análisis Fundamental Financials

Claudio Emiliano Serur, alumno de primer año. Junior - Análisis Fundamental Financials

Simón Zalazar Santillán, graduado. Senior - Análisis Fundamental Non Financials

Leandro Nicolás Stimoli, alumno de primer año. Junior - Análisis Fundamental Non Financials

Rodrigo Gabriel Payró, alumno de segundo año. Back Office

Lucas Savarino, alumno de primer año. Back Office

El equipo es supervisado por un Comité supervisor.

Comité Supervisor

Mariano Kruskevich - UCEMA

Profesor
Mariano Kruskevich

Diana Mondino - UCEMA Profesora
Diana Mondino
Julian Siri - UCEMA

Profesor
Julian Siri

Federico de Marchis - UCEMA Magister
Federico de Marchis 
(Coordinador del Club de Inversores)

En forma mensual se constituye un Comité Financiero integrado por los alumnos que administren la cartera y el Comité Supervisor, para discutir estrategias de inversión, oportunidades de posicionamiento táctico, rebalanceos de portafolio. Excepcionalmente circunstancias particulares podrán ameritar reuniones especiales. Las minutas de las reuniones, como así también la composición del portafolio, serán de público conocimiento y anunciados en el respectivo sitio, donde también constarán los datos estadísticos históricos de performance.

Entre los objetivos del SMEF surge que los resultados contribuyan a otorgar beneficios parciales a ingresantes a la Maestría, cuyas calificaciones y situación económica así lo requieran, con una selección a cargo del Comité Académico.

Programa de Difusión BursátilLa iniciativa complementa y desarrolla de manera más profunda las actividades de simulación bursátil que se dan en el marco de la enseñanza dentro de la Maestría, en conjunto con el Instituto Argentino de Mercado de Capitales dependiente del Mercado de Valores (Programa de Difusión Bursátil). En el mismo los alumnos desarrollan su trabajo final manejando un fondo de inversiones virtual en tiempo real, con la supervisión de un profesor.
 

Centro de Economía AplicadaEl índice de benchmark contra el que se evaluará la performance es el Indice de Precios de la Canasta del Profesional Ejecutivo (CPE) elaborado por el Centro de Economía Aplicada de la Universidad del CEMA, que permitirá analizar el rendimiento de la cartera en términos reales.

A final de cada año el equipo realizará una presentación de resultados ante el Comité Académico Asesor de la Maestría.

Disclaimer
Toda la información y material presentado en este sitio así como sus informes o presentaciones se proporcionan únicamente con fines académicos de información institucional y no deben considerarse como una oferta, invitación o recomendación para invertir u operar cualquier instrumento financiero mencionado.
Imagen
UCEMA Executive

Medios de pago

 

Transferencia Bancaria residentes 

Enviar el comprobante a cobranzas para poder imputar el pago

Cobranzas:  mail  cobranzas@ucema.edu.ar

Banco Santander   
Número de Cuenta CC en Pesos 760-000981/6
Número de CBU 0720760220000000098168
Alias UCEMA.TRANSFERENCIA
Razón Social   AC UNIVERSIDAD DEL CEMA
CUIT/CUIL    30659192647  

Transferencia Bancaria desde el exterior

Enviar el comprobante a cobranzas para poder imputar el pago.

Cobranzas:  mail  cobranzas@ucema.edu.ar 

Banco intermediario
//ABA 026005092
PNBPUS3NNYC
WELLS FARGO
N.A
NEW YORK, USA
Banco beneficiario
//2000192262534
BSCHARBA
Banco Santander Río SA
Buenos Aires, Argentina
 
Beneficiario  
Número de Cuenta CC en Dólares 760-000982/3
Número de CBU 0720760221000000098237
Alias UCEMA.DOLARES
Razón Social AC UNIVERSIDAD DEL CEMA
CUIT/CUIL 30659192647

Mercado Pago - QR 

Enviar el comprobante a cobranzas para poder imputar el pago

Cobranzas:  mail  cobranzas@ucema.edu.ar

Mercado Pago
QR Mercado Pago

Florencia Davel, graduada del MBA, es la nueva Vicepresidenta de FIFARMA

La Federación Latinoamericana de la Industria Farmacéutica (FIFARMA), nombró a Florencia Davel vicepresidenta de Compañías, en representación de las compañías asociadas.

Florencia Davel posee más de 25 años de experiencia en la industria farmacéutica. Se unió a Bristol Myers Squibb en el 2000 bajo el cargo de Gerente de Producto, luego de trabajar en compañías locales y multinacionales como Phoenix, Abbott y Astra- Zeneca. A lo largo de su carrera, alcanzó destacados resultados para el negocio, siendo su prioridad el desarrollo de la gente, la innovación, la transformación cultural y la diversidad e inclusión. Florencia participa activamente como oradora en foros y grupos de negocios nacionales e internacionales. Es Licenciada en Comercialización por la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES, Argentina) y posee un MBA de la Universidad del CEMA (Argentina). Además, en 2016, completó el programa focalizado en General Management en el European Centre for Executive Development (CEDEP) de Francia.

Imagen

Índice viento de cola en marzo-abril 2020

Por Emilio Ocampo

Newsletter Dpto. de Finanzas - Centro de Economía Aplicada

Indice de Viento de Cola (TWIN)
2006=100

Viento de Cola | UCEMA

Acceder al Indice Viento de Cola de Argentina Ver informes anteriores

En la última década el término “viento de cola” irrumpió en el lenguaje cotidiano de los argentinos. Nunca definido con precisión, generalmente alude a las favorables condiciones imperantes en los mercados internacionales de capitales y de materias primas a partir de 2003. Sin embargo, hasta ahora, nadie había cuantificado objetivamente la intensidad de ese viento de cola.

La UCEMA se complace en presentar el primer índice de viento de cola para la Argentina. Elaborado por el profesor Emilio Ocampo del Departamento de Finanzas UCEMA, el índice TWIN mide la intensidad del viento de cola de manera mensual desde 1993. El índice TWIN tiene como uno de sus componentes a otro índice llamado FREM, que mide la receptividad de los mercados internacionales de capitales a emisiones de deuda y acciones de mercados emergentes.

Ambos índices permiten evaluar hasta qué punto distintos gobiernos aprovecharon o desaprovecharon las oportunidades que presentaba el entorno internacional. El FREM además es una herramienta útil para quienes, tanto en el sector público como el privado, enfrentan la decisión de acceder a los mercados internacionales de capitales.

Ambos índices son publicados en dos formatos. El primero es en una escala de 1 (mínimo histórico) a 10 (máximo histórico). Dado que los máximos y mínimos pueden variar con el tiempo, sus valores históricos también pueden hacerlo. El otro formato es un índice que toma el año 2006 como base 100.

Imagen

"Es verdad que Perón desarrolló la industria, pero es una industria renga y dependiente de los dólares del agro"

Invitado a los Seminarios UCEMA Online, como parte del ciclo "Historia y LIbertad" que organiza el historiador y profesor UCEMA Alejandro Gómez, el historiador y economista Emilio Ocampo presentó los contenidos de su última obra, acerca de los mitos de la industralización peronista, a publicarse en los próximos meses por Editorial Claridad.

En su exposición, en la que se conectaron 171 personas vía zoom, Ocampo explicó que el peronismo generó una trama de intereses economicos y una lógica de desarrollo tan compleja e interconectada que tiene a Argentina entrampada en el mismo sistema hace décadas. Ningún líder político contemporáneo a Perón sigue protagonizando la escena y la conversación como lo hace el tres veces presidente de la Argentina, señaló Ocampo.

"El peronismo si promovió la industria, es cierto, pero fue una industria renga, que no puede sobrevivir sin un agro que le consiga los dólares. Ese peronismo convirtió a los empresarios en buscadores de rentas en vez de inversores. Yo no sé si hubiéramos podido ser Corea, pero podríamos tener una industria más eficiente y no haber perdido en esta magnitud el market share de los productos tradicionales que producia el país. Por la inconsistencia del peronismo con el marco internacional de la época perdimos mucho", dijo Ocampo.

De acuerdo al economista e historiador, la política exterior de la época de Perón estaba muy unida a la económica y atravesada por el nacionalismo de moda en ese momento. "El nacionalismo era fuerte y el enfrentamiento con Estados Unidos eran muy popular. En este marco se da también la llamada industrialización peronista".

La peronización de Argentina

Para Ocampo, hay una idea principal que se instala a partir de 1946 que es la peronización argentina, basada en tres silogismos: que el peronismo es Perón, que el Estado es el peronismo y todo lo que está fuera del peronismo no es Estado; y que partido peronista son los sindicatos industriales, dejando como resultado que los sindicatos industriales son parte del Estado. "Esto no es mas que el corporativismo estilo Mussolini. Pero acá fue a medias, porque esta el Estado y el sindicalismo estuvieron pero faltó el establishment industrialen la ecuación".

Según el historiador y profesor UCEMA, la receta corporativista es una receta equivocada porque se inspira en ideas económicas salidas de la Depresión del 30 para resolver el problema de desempleo del momento. "Díaz Alejandro dice que el peronismo es la respuesta tardía a la Gran Depresión, y ahí viene el gran desatino. Esas políticas estaban equivocadas en el 1946, cuando era obvio que el mundo no iba a estanflación y que Argentina tenía fuertes conexiones con el mundo que podían ser aprovechadas dijo.

En síntesis, para Ocampo la receta del sindicalismo corporativista y capítalismo de amigos aplicada por Perón, con empresas cercanas al poder, y todo acompañado de déficit fiscales, es una receta desatinada y equivocada, que llevó a la destrucción total del ahorro, el envilecimiento de la moneda, una industrialización renga y la pérdida de mercados exportadores y volumen de comercio, precipitando nuestra decadencia económica.

Sobre Emilio Ocampo

Emilio Ocampo es economista de la UBA, graduado de Chicago, historiador y profesor adjunto de finanzas en la Universidad de Nueva York (EE.UU.) y la Universidad UCEMA (Buenos Aires). Además preside el Comité de Fundraising de UCEMA. Ocampo es autor de seis libros de historia y economía, numerosos artículos académicos y periodísticos y dado conferencias sobre temas relacionados con ambas disciplinas en la Argentina y el exterior. Su próximo libro es Perón y la industrialización trunca, y será publicado por Editorial Claridad. Entre sus obras pueden citarse: Entrampados en la Farsa: El populismo y la decadencia argentina; The Emperor’s Last Campaign: A Napoleonic Empire in America y EL Populismo en la Argentina y el Mundo, recopilación hecha en conjunto con Roque Fernández y editado por UCEMA.

EL ciclo Historia y Libertad se dicta periódicamente en UCEMA, organizado por el historiador Alejandro Gómez. La próxima edición será con el economista Roberto Cachanosky, el 27 de mayo y versará sobre la Crisis del 30. Para inscribirse, hacer click acá

Imagen

La deuda pública | CEA Perspectivas

Por Ricardo López Murphy

CEA Perspectivas | Mayo de 2020.

Introducción

Las dificultades que reiteradamente ha presentado nuestro país en el manejo del crédito público, externo e interno, ha motivado que sea una temática de debate la cuestión del endeudamiento y sus implicancias en materia de desempeño económico, tanto en la dimensión de crecimiento y acumulación de capital como en materia de riesgos inflacionarios.
El propósito de esta nota será abordar diferentes dimensiones que informan y condicionan esta temática, así como implicancias de su gestión que a veces se encuentran subestimadas. En general se abordará algunas facetas que subyacen a esta cuestión y que a veces se dan por sobreentendidas, esperando que dichos conceptos ayuden a ilustrar una mejor consideración del fenómeno.

La existencia de crédito 

Resulta conocido que a medida que las economías se vuelven más sofisticadas, comienzan a realizar transacciones intertemporales, donde unidades económicas superavitarias o ahorristas netas, cuyos ingresos son superiores a los gastos del período, prestan a otras unidades económicas deficitarias, es decir, que gastan más que los ingresos del mismo período. La clave aquí es que la existencia de crédito depende primero de la existencia de esas diferencias de comportamiento y de la existencia de un mercado donde realizar esas transacciones.

La existencia de crédito es la base conceptual, que da lugar a la construcción ya más compleja de mercados financieros y de capitales. Solo bajo esa circunstancia es posible que se puedan colocar tanto deudas de carácter público como del sector privado.

El crédito requiere un marco institucional, confianza en que los emisores cumplirán los compromisos establecidos, la existencia de un mecanismo jurídico que asegure dicho comportamiento y finalmente la confianza que estas costumbres y prácticas serán rutinarias, repetidas, construyendo una reputación que con el tiempo va creando la profundidad para financiamientos de gran envergadura.

La confianza y la credibilidad son factores decisivos en esta construcción evolutiva y requieren un comportamiento que solidifique la previsión por parte de los actores económicos que esa confianza no será defraudada por incumplimientos o actitudes inconsistentes. La pérdida de esos atributos, del prestigio de un deudor confiable, que merece confianza y crédito, en general, requiere un largo proceso de reconstrucción de la reputación, así como de conductas que implican un cambio irreversible.

Debe entenderse que se trata de un juego recurrente y los antecedentes tienen un peso significativo, así como las capacidades punitivas, en términos de costo del capital y posibilidades de crecimiento, para aquellos agentes económicos que desmerecen una apreciación favorable. 

Por esta razón construir mercados de crédito amplios, diversificados y profundos, requiere persistencia, reglas de juego confiables y efectivas y una disposición para apreciar correctamente la inviabilidad de conductas antojadizas u oportunistas.

El resultado de  comportamientos inadecuados e incumplidores,  será el colapso tanto del mercado de capitales como del  financiero, en relación a países de similar ingreso per cápita,  por cuanto no habrá agentes que quieran participar en una actividad, que no se realice bajo estos presupuestos de fe pública.

La deuda pública

Ella proviene como fue señalado, del déficit de ahorro del gobierno respecto a la inversión pública. Intertemporalmente, los desahorros de hoy requieren superávit futuro o en la versión atenuada de una economía dinámica, que el crecimiento del PBI nominal resulte mayor al de la deuda pública. En muchos casos, alcanza para conservar una calificación positiva, con que se pueda mantener un volumen de deuda estable con respecto al PBI.

Los déficits públicos o insuficiencia de ahorro, requieren, como ha quedado claro del punto anterior, la existencia de crédito en general y en particular de crédito público.

Esto presupone dos dimensiones importantes, solvencia y liquidez. La primera se refiere a que los créditos van a poder ser repagados porque los ingresos o la disponibilidad de nuevos créditos permitirá afrontar sus vencimientos y la segunda, a que los vencimientos serán afrontados cuando ellos ocurren, sin dilación u obstáculos.

En una economía estable institucionalmente y con dinamismo en el crecimiento, los vencimientos se refinancian y la solvencia es consecuencia de que los superávits primarios requeridos para afrontar los intereses se puedan obtener, evitándose así un ritmo creciente y explosivo de relación entre la deuda pública y el PBI.

El peso de la deuda

La deuda pública tiene un peso significativo si los agentes económicos no descuentan correctamente la implicancia de mayores impuestos futuros cuando la misma crece o, dicho de otro modo, los agentes económicos toman a la misma como riqueza neta.

Ello puede inducir a un menor ahorro y en consecuencia a un menor ritmo de acumulación de capital, generando un abatimiento del ritmo de crecimiento económico y de la creación de empleo. También puede afectar la distribución del ingreso al propiciar una menor capitalización de la economía, aceptando la hipótesis plausible de una imperfecta e inelástica sustitución del capital por el trabajo.

Este menor ahorro lleva a un desplazamiento de la inversión privada, generando un efecto conocido en la literatura como crowding out.

Si son posibles las transacciones externas, se podría gravar este efecto con el conocido problema de la transferencia, ya que se aprecia el tipo de cambio cuando crece el endeudamiento público y se deprecia cuando se la debe repagar. Dependiendo de cuán cerrada al comercio internacional sea la economía, este efecto puede ser muy significativo, creando una distorsión adicional en la variabilidad de los precios relativos sino se prevé adecuadamente la distorsión que estas variaciones del endeudamiento público generan en el tipo de cambio de equilibrio de la economía. Ello se percibe cuando se calcula el peso de la deuda en la relación con un PBI revaluado en la moneda extranjera, así como el efecto contrario, cuando debe cancelarse en términos netos la misma.

El costo de la deuda publica

La tasa de interés es el precio de transformar bienes presentes en bienes futuros. Reflejando las preferencias temporales, la tasa de crecimiento y la elasticidad de sustitución entre los mismos.

El sector público es un agregado de proyectos de inversión, en general de dilatada maduración.
El tamaño del mismo depende en consecuencia, entre otros elementos, del costo del capital.

Una mayor tasa de interés en los mercados de capital implica, entonces, la conveniencia de ir reduciendo el tamaño del sector público a través de un menor endeudamiento.

El costo del fondeo público tiene dos dimensiones, en primer término, el costo marginal creciente de un mayor endeudamiento, que debe ser imputado al costo de nuevas actividades y que es fácilmente advertible en una economía abierta, como la prima de riesgo y el sobrecosto que ello implica para el sector estatal y, por otro lado, en segundo término, que la demanda de fondos públicos ocurre en un mercado distorsionado por el tratamiento de los ingresos de capital.

En otros términos, la tasa de remuneración al ahorrista es muy inferior a la tasa de rendimiento del capital en la inversión privada, por la carga tributaria que pesa sobre ambas dimensiones, esto es inversión y ahorro.

Tanto más serio y costoso es este efecto cuanto más inelástico a la tasa de interés resulte el ahorro agregado. En el caso extremo keynesiano cuando el ahorro solo depende del ingreso corriente, el costo de capital es el rendimiento del capital incluyendo el pago de impuestos.

Esta cuestión es muy importante cuando se discute el crowding in, esto es reducir la deuda por superávit, ya sea efectivo o por un menor crecimiento de la deuda publica en relación al crecimiento del PBI. Allí tenemos una poderosa externalidad por cuanto esa brecha entre la tasa que se paga al ahorrista y la tasa de rendimiento al capital, es un guarismo discreto y constituye una enorme distorsión, para promover un mayor crecimiento de la economía, generado por la menor deuda neta del sector público y su impacto sobre la mayor inversión privada ponderada por la brecha de rendimientos.

La existencia de activos y deudas no explícitas

En la consideración de esta cuestión debe haber otra dimensión, que es la existencia de deuda implícita, de enormes dimensiones, escondida en el sistema de reparto jubilatorio, donde no se explicitan los adeudos futuros.

Un problema similar ocurre en los seguros de salud, principalmente en aquellos que cubren la población más añosa.
A medida que las poblaciones envejecen este tópico es fuertemente significativo. Recuérdese que en la década del cincuenta del siglo pasado el superávit corriente del sistema previsional federal alcanzo al 30% del PBI. Naturalmente, por las características del régimen no se registraban los pasivos contingentes mucho más significativos que se iban acumulando.

Por esta razón es muy diferente la evaluación de solvencia bajo regímenes previsionales diferentes.

En el caso de los que se organizan por capitalización de los aportes no están los pasivos ocultos del régimen de reparto, en consecuencia, la verdadera deuda es muy diferente. En el caso de los seguros de salud ocurre exactamente lo mismo.

Un tema similar debe considerarse cuando se registran como ingreso corriente las regalías y utilidades provenientes de recursos energéticos y minerales, que tienen un agotamiento previsible. El criterio noruego es ahorrar los mismo para hacer el patrimonio sustentable y solo utilizar la renta financiera de esos fondos como ingreso recurrente. En muchos casos, esta falta de acumulación de fondos soberanos está escondiendo un deterioro del patrimonio que registra como ingreso corriente su depredación, creando una falsa sensación de solvencia.

El problema de la contabilidad publica

El criterio contable que se utiliza en las cuentas públicas es de flujo y no registra en consecuencia las amortizaciones del stock de capital acumulado. Por lo tanto, la inversión neta de amortizaciones es en realidad sensiblemente más baja, siendo el desahorro del sector público mayor, al no computarse el consumo de capital por el mecanismo de registro de las transacciones públicas.

Esta es una razón muy poderosa para extremar la precaución con los desequilibrios del sector estatal, que conspiran contra la capitalización de la economía, la incorporación de tecnología y el aumento del empleo formal.

Como se reduce el exceso de endeudamiento

Ello requiere un programa estructural de consolidación fiscal que implica reducir sistemáticamente las deudas implícitas y explicitas del estado, asegurando un crecimiento del PBI mayor que la deuda pública o lo que es equivalente, reduciendo sistemáticamente el crecimiento de los gastos públicos en relación con el PBI nominal, y normalizar la recaudación de tributos sostenibles en términos de la inversión neta positiva del sector privado, que es la mejor medición del peso del sector público, sobre el sistema generador de valor e impuestos de la sociedad civil.

En principio ese programa es muy expansivo por las externalidades mencionadas, en particular por el colapso del riesgo país de una alternativa de esa magnitud. Solamente basta pensar lo que ocurriría si el riesgo país de la República Argentina se redujera los niveles de la hermana República de Chile.

 

Imagen